MLB.com
28 de nov., 2018

Vamos a dejar las cosas claras desde el principio: Creeré que Bryce Harper no va firmar con los Yankees cuando el jardinero acuerde con otro equipo.

 

Seguimos escuchando que Hal Steinbrenner quiere mantener la nómina de los Yankees bajo el umbral del impuesto al lujo. Leemos una y otra vez que los Yankees no pueden firmar a Harper por 10 o 12 años, o lo que sea que se requiera, porque obtuvieron a Giancarlo Stanton el año pasado, y si Stanton no se sale de su contrato después del 2020 (¿Por qué haría eso?), los Yankees tendrán que pagarle cerca de US$250 millones por los próximos nueve años.

 

Pero hay algo que tenemos que entender: Si los Yankees creen que pueden superar a los Medias Rojas a punta de dinero, lo van a hacer.

 

Si los Yankees encuentran un equipo que quiera a Stanton, pienso que lo van a canjear, incluso si tienen que asumir parte del contrato original que el toletero firmó con los Marlins. Eso no significa que no vean con buenos ojos a Stanton después de apenas una temporada, sino que ven mejor a Harper.

 

Claro que eso no significa que Harper vaya a firmar con los Yankees. No significa que le vayan a dar un contrato más grande que el de Stanton, porque además saben que el día en el que le tendrán que pagar en grande a Aaron Judge no está tan lejos. Tampoco cambia el hecho de que, de obtener a Harper, los jardines de los Yankees se verían más lleno que un vagón del metro de Nueva York en hora pico.

 

Pero sigo pensando que firmar a Harper como agente libre tiene tanto sentido como haber traído a Reggie Jackson hace más de 40 años. Reggie llegó al Bronx y los Yankees rápidamente ganaron su primera Serie Mundial en 16 años. Harper podría ayudarlos a llevarse su primer anillo en una década, y apenas su segundo desde el 2000.

 

Y no es posible minimizar la actual obsesión de Nueva York con Boston, el mismo tipo de obsesión que los Medias Rojas tenían con los Yankees el siglo pasado.

 

Los Yankees tienen una verdadera estrella en su roster. Es Judge, a pesar de los jonrones que ha dado Stanton antes de cumplir los 30 años. Harper tendría un estatus similar en el Yankee Stadium. De verdad creo que si el gerente general Brian Cashman no hubiese hecho el cambio por Stanton, Harper habría firmado ya con los Yankees. Y es posible que lo haga antes de Navidad.

 

Empezando por la parte económica, hay razones para que los Yankees terminen decidiendo no ir por Harper. Sin importar lo que diga Cashman, tiene que tener ciertas dudas tras haber hecho el cambio por Stanton, a pesar de los 38 jonrones y 100 empujadas que éste sumó en el 2018. O quizás, al final del día, Cashman y Steinbrenner decidan que la oportunidad de poner a Harper en el mismo lineup con Judge y Stanton les daría a los Yankees el ataque más peligroso de la historia.

 

El otro día, durante una entrevista en MLB Network Radio, Cashman habló sobre una idea que planteó Scott Boras, el representante de Harper: que el cañonero zurdo cubriese la inicial en Nueva York.

 

“No sé si puede, o no puede, jugar en la primera base”, dijo Cashman. “Sé que es un gran atleta, pero no es necesariamente una apuesta que yo recomendaría, no con la cantidad de dinero que él está esperando”.

 

El número más importante con Harper no es US$400 millones, o lo que sea que se necesite para firmarlo. El número más importante es que no cumplió 26 años sino hasta octubre. ¿De verdad los Yankees van a dejarlo jugar en otra parte por un asunto de dinero?

 

Harper es el tipo de estrellas que los Yankees siempre han buscado, empezando por Babe Ruth. Está hecho para ellos y ellos están hechos para él. Lo diré por última vez: Creeré que los Yankees no van a firmar a Harper cuando el toletero ponga su firma en otra parte.

Dejanos tu Comentario