El caso del ex pitcher mexicano Esteban Loaiza es uno de los más tristes de la memoria reciente: Cómo una persona que lo tuvo absolutamente todo, terminó por perderlo y acabar en la cárcel acusado de narcotráfico en los Estados Unidos. Sin duda la transformación y el proceso no se da de la noche a la mañana, pero aquí la pregunta es ¿Donde quedaron los millones que ganó en MLB?

Loaiza tuvo varios contratos bastante lucrativos a lo largo de su carrera, ya que según información de Baseball Reference, el de Tijuana ganó alrededor de 43 millones de dólares 14 temporadas en las Grandes Ligas, y sin duda perder esa cantidad de dinero aún en un periodo prolongado de tiempo es algo cuestionable

En una investigación hecha por el periodista de Bleacher Report, Scott Miller, el mexicano durante su carrera gastó buena parte de su dinero comprando casas y autos de lujo a sus padres, hermanos y hasta familia no inmediata cómo primos y demás amigos, quiénes pedían “a manos llenas” de la fortuna de Loaiza.

Su amigo de la infancia y compañero de Loaiza durante sus años en los Piratas de Pittsburgh, José Silva, habló con Miller sobre cómo sus conocidos y familia utilizaron a Loaiza cómo una “gallina de los huevos de oro”:

Eso es algo que la gente no entiende. Ganas todos esos millones y el Tio Sam toma su parte, y luego viene éste gasto, y éste otro. Luego tienes que ayudar a tus padres, a tu familia. Yo le digo a los chicos, ‘saben, su familia es asombrosa y se lo merecen, pero mantenganse con su familia inmediata. Le decía, no puedes apoyar a todos. Si tuvieras un tio rico ¿El cuidaria de ti y te diera dinero?

En 1998, Loaiza se casó con Christina Teadora Varrasso. Sin embargo, durante esos años Loaiza tenía un amorío con Ashley Esposito, la niñera de los hijos de Iván “Pudge” Rodríguez, por lo que a finales de la década comenzaron los trámites del divorcio entre Varrasco y el mexicano, a quién acusa de gastar cientos de miles de dólares en regalos para la familia de Esposito.

Para cuándo Loaiza estuvo casado con la cantante de banda, Jenny Rivera, amigos y conocidos del pelotero, según Miller comentan que ya se había acabado casi la totalidad de su dinero en fiestas y parrandas con sus amigos y cuándo ésta falleció, no tuvo derecho a la cuantiosa herencia de la artista.

La última vez que Loaiza fue visto públicamente antes de su arresto fue en un fan fest de los White Sox antes del comienzo de la temporada 2018, donde según comenta Ed Cassin, director de viaje del equipo de Chicago durante mucho tiempo, que Loaiza sobrevivía vendiendo gorras de su propia marca en México y vivía al día.

Para cuándo Loaiza fue detenido, en su juicio pidieron una fianza de 250 mil dólares para poder hacerlo en libertad, cantidad que no tenía en su cuenta de cheques.

Un triste caso el de Esteban Loaiza, quién vivió situaciones que lo llevaron al extremo al pelotero y prácticamente en la quiebra.

Dejanos tu Comentario