PEORIA, Arizona — El mexicano Luis Urías, tercer mejor prospecto de los Padres y 23ro mejor de todo el béisbol según MLB Pipeline, fue sacado a última hora del lineup del juego del martes contra los Medias Blancas en Glendale debido a lo que el equipo describió como “fatiga general” en ambas corvas.

Los Padres dijeron que tomaron la decisión por “precaución” y no esperan que Urías pierda muchos días.

Sin embargo, Urías ha lidiado con problemas en las piernas en el pasado. En septiembre, sufrió un tirón en el tendón de la corva izquierda y eso le costó las últimas tres semanas de la temporada. Urías luego tenía pautado jugar pelota invernal, pero sufrió una recaída durante la recuperación y tuvo que cancelar esos planes.

Sin ver acción en la pelota mexicana, Urías tuvo tiempo suficiente para sanar y llegó a los entrenamientos en salud y sin restricciones. Estaba viviendo un gran momento ofensivo, con seis hits en 11 turnos, incluido un jonrón, en sus últimos cuatro juegos.

“Simplemente estamos siendo precavidos en este momento, asegurándonos de que esté bien”, dijo el manager Andy Green. “No iba a jugar el miércoles de cualquier manera, así que hará sus rutinas, veremos cómo está y con suerte podrá jugar al otro día (el jueves)”.

Urías apunta como el torpedero regular de los Padres esta temporada, al menos hasta que suba el prospecto dominicano Fernando Tatis Jr. Cuando eso suceda, se espera que Urías se mude a la segunda base, donde batallaría por tiempo de juego con el veterano Ian Kinsler. Sin embargo, los Padres ven a Urías como el segunda base del futuro.

Dejanos tu Comentario