EFenway Park dejó a los Dodgers de Los Angeles petrificados por el frío. Con razón se mostraban ansiosos por volver a casa.

 

“Creo que todos estamos felices de regresar a Los Angeles, pero tenemos que ganar estos juegos en casa”, declaró el pitcher Hyun-Jin Ryu tras la derrota el miércoles 4-2 ante los Red Sox de Boston y que dejó a los Dodgers abajo 2-0 en la Serie Mundial. “Creo que podremos enfocarnos mejor y tratar de revertir este déficit”.

 

Ningún equipo ha remontado de una desventaja de 2-0 en la Serie Mundial en los últimos 22 años, pero tal es el desafío que los Dodgers enfrentan después de venirse abajo ante el Monstruo Verde de 11,3 metros de altura.

 

“Va a ser más cálido, y esperamos que nuestros bates también se enciendan”, declaró el jardinero Cody Bellinger.

 

Acostumbrados a la agradable brisa en casa y el clima generalmente amable de la División Oeste de la Liga NacionalLos Ángeles no habían iniciado un partido este año en una temperatura por debajo de los 14 grados centígrados. Ante una temperatura de 11 grados al arranque del primer duelo de la Serie Mundial, los Dodgers perdieron 8-4. El termómetro marcó 7 grados en el primer inning del segundo juego, y la ofensiva lució fría nuevamente (sus últimos 16 bateadores fueron retirados en orden).

 

El coach de lanzadores de los Dodgers, Rick Honeycutt, se mostró molesto con las condiciones con que tuvieron que lidiar sus relevistas en un bullpen justo frente a las tribunas del jardín derecho.

 

“Fue brutal. Muy brutal”, dijo. “Lo que no entiendo es por qué la liga lo permite. Uno debe prepararse ahí, con la gente literalmente parada encima de uno”.

 

La frenética afición en Fenway sin duda favoreció a los Medias Rojas, que tuvieron la mejor marca de Grandes Ligas como locales en la temporada con foja de 57-24 y de 8-1 en Series Mundiales desde 2004.

 

“Los aficionados viven el béisbol las 24 horas, los siete días a la semana”, indicó el manager de Boston, Alex Cora, que jugó con los Dodgers de 1998 a 2004 y con los Medias Rojas de 2005 a 2008. “Ellos alentaron en cada lanzamiento”.

 

Ahora, la Serie se traslada al Dodger Stadium para los siguientes tres compromisos. Aunque Boston solo necesita ganar dos para ser campeón.

Dejanos tu Comentario