LOS ANGELES – El domingo, los Dodgers se convirtieron en el primer equipo en perder la Serie Mundial dos años consecutivos desde los Rangers de Texas de 2010-11. Y ahora el equipo de Los Angeles es el primero en ver la oposición celebrar una corona en su terreno dos temporadas seguidas desde los Gigantes de Nueva York de 1936-37.

Con su derrota en el Juego 5 de la Serie Mundial ante los Medias Rojas por 5-1 en el Dodger Stadium, los azules revivieron la pesadilla del 2017, cuando cayeron en casa en el séptimo choque del Clásico de Otoño frente a los Astros de Houston.

“Esta vez duele más que el año pasado”, dijo el jardinero de los Dodgers, el cubano Yasiel Puig, quien ha sido parte de cada una de las últimas seis ediciones de Los Angeles que ha participado en la postemporada sin alcanzar la meta de coronarse. “Volvimos a perder y ahora son dos Series Mundiales consecutivas. No hicimos lo necesario para ganar el campeonato. Todo el mundo hizo lo mejor que pudo, pero no salió como queríamos”.

Los Dodgers del 2018 tuvieron que batallar mucho más para llegar a la Serie Mundial que la edición del 2017. Después de estar con 10 juegos por debajo de .500 en mayo este año, los azules lucharon todo el camino y lograron ganar un desempate con los Rockies para volver a conquistar el Oeste de la Liga Nacional. Luego de despachar a los Bravos en cuatro choques en la ronda divisional, Los Angeles le ganó una dura Serie de Campeonato a Milwaukee en el máximo de siete partidos.

Al fin y al cabo, los Medias Rojas fueron demasiado para los Dodgers en la Serie Mundial. Boston sobre-anotó a Los Angeles por 28-16 y si no fuera por un par de jugadas en el Juego 3 de 18 entradas, los Patirrojos fácilmente pudieron haber barrido la serie.

Dejanos tu Comentario