El equipo de The Knickerbocker Baseball Club creó 20 reglas establecidas en el año de 1845, pero en dicho reglamento no estaba el tema de los strikes ni las bolas específicamente.

En esa época ya existía la regla que si un jugador hace swing a 3 pitcheos y no les pega automáticamente no puede batear, pero esa regla causaba problemas con el tiempo del juego.

De igual manera los pitchers lanzaban lejos de los bateadores para poder evitar que los bateadores lograran pegarle a la pelota con el objetivo de que se llegaran a desesperar al no poder batear y le hicieran swing al pitcheo. Por ésta razón se creó la zona de strike en el año 1858, donde si un bateador no hacía swing a un pitcheo bateable le daban una advertencia pasando así a los 3 strikes, de ésta manera se eliminaría al bateador.

En el caso del pitcher, al no ser amonestado al lanzar lejos del bateador provocando que el ritmo del juego se hiciera más lento, se implementó en 1863 lo que se conoce como “cantar las bolas”, tomando en cuenta que a los 9 malos pitcheos se le otorgaba al bateador pasar libremente a primera base.

De esta manera se mantuvo el reglamento por 17 años, hasta que poco a poco se fue bajando la cantidad hasta que en 1887 bajó hasta 5 bolas y además se eliminó el pitcheo de advertencia, dejando solamente 3 lanzamientos buenos para poder batear.

De ésa manera prosiguió el juego, hasta que en 1889 se encontró finalmente un balance, dejando que sea un total de 4 malos pitcheos para poder regalar una base y un total de 3 strikes los lanzamientos que se dejaron pasar sin batear o los swings en los que fallaban.

Actualmente se sigue manteniendo el juego de ésta manera, aunque existe la posibilidad de que sigan existiendo cambios en el reglamento para hacer rendir los juegos en menos tiempo, pero este tipo de cambios no son bien vistos por los fanáticos, provocando que se pierda la esencia del béisbol.

Dejanos tu Comentario