En el año 2000, el “Toronjito” Armendáriz se daba vuelo en las prácticas, agarrando los cañonazos de su ídolo “La Changa” García, este viernes la historia será similar, pero en un entorno diferente llamado, simple y sencillamente: la “Serie Final”.
Al iniciar la serie final del estatal béisbol “Roberto Cadena Velázquez”, Luis Eduardo García primera base y cuarto cañón de los Algodoneros de Delicias y Octavio “El Toronjo” Armendáriz primero en la alineación y jardín central de los Manzaneros de Cuauhtémoc se verán las caras por primera vez en una serie final.

Lalo García que en días cumplirá 40 años, llegó ese 2000 a la VI zona procedente de su natal Delicias.
“Le decíamos el “Toronjito” no faltaba a ninguna practica, era muy rápido iba por todos los elevados como si estuviera jugando”, recordó “La Changa” García sobre ese año, cuando tenía 22 años y Armendariz apenas 12. “Mi compadre (Jorge Arturo “Choco” Rodríguez QEPD) y yo le agarramos mucho aprecio, siempre andaba con nosotros, aunque se le notaban cualidades nunca me imaginé que se convirtiera en lo actualmente es un pelotero de mucha calidad”, citó García.

 

Cuando Lalo García emigró a la II zona en el año 2006, aquel chamaco alegre y “picoson” debutó con los Manzaneros de Cuauhtémoc en el campeonato estatal.

“No me perdía ninguna práctica, llegaba muy temprano y siempre andaba cerca de ellos (“La Changa” y “El Choco), me gustaba mucho como jugaban y es más “La Changa” es uno de mis ídolos”, confesó el ahora estelar Manzanero.
“Varias veces pensé en jugar como ellos, lo veía muy difícil pero ahora aquí andamos”, sumo al tema Octavio Armendariz.
Tal era la afición por el slugger deliciense, que “El Toronjo” Armendariz se decidió por usar el número 18 en honor al orgullo de la Colonia Hidalgo de Ciudad Delicias.

Desde 2006, Armendariz y García se han visto las caras múltiples ocasiones.
Sobre el primer duelo entre ambos en una serie final cada quien dio su opinión.

Octavio Armendariz expresó: “Será una gran experiencia, poder estar peleando cada quien por su equipo”.
Lalo García en cambio apuntó: “Imagínate, todavía a mis años poder jugar una final en su contra”.
El 18 es el número del par de estelares, ahora 18 años después de haber iniciado esa amistad, serán contrarios midiendo fuerzas por el ansiado banderín.

Dejanos tu Comentario