El pitcher Oliver Pérez pasó a la historia al jugar el partido 600 en su carrera en Grandes Ligas.

 

El zurdo de los Cleveland Indians, se convierte en el tercer lanzador nacido en México en alcanzar esta cifra, uniendo su nombre a los de Dennis Reyes y Joakim Soria.

 

El oriundo de Culiacán, Sinaloa, debutó en Grandes Ligas en 2002 con San Diego, y desde entonces ha vestido las franelas de Pittsburgh (2003-2006), NY Mets (2006-2010), Seattle (2012-2013), Arizona (2014-2015), Houston (2015), Washington (2016-2017) y Cleveland (2018).

 

Actualmente esta teniendo una temporada de en sueño con los Indios de Cleveland, quienes ya se encuentran instalados en la postemporada del mejor beisbol del mundo, teniendo apariciones ante bateadores zurdos, siendo el relevo de confianza del manager de la tribu.

 

 

Dejanos tu Comentario