El jugador de Mets venció a Vladimir Guerrero Jr en la final.

LasMayores.com

CLEVELAND — Vladimir Guerrero Jr. brindó un espectáculo digno de un millón de dólares. Pero fue Pete Alonso quien se embolsó esa cantidad.

Alonso, el primera base de los Mets de Nueva York, aprovechó la fatiga de Guerrero en la final del Derby de Jonrones y conquistó el lunes esa competición previa al Juego de Estrellas. Con ello, se embolsó un millón de dólares, casi el doble de su salario para 2019.

Guerrero, el toletero de los Azulejos de Toronto, impresionó con 91 vuelacercas en total, pero fue evidente que llegó ya sin combustible a la ronda final, disputada entre dos novatos. Había ganado una electrizante semifinal que quedará para el recuerdo contra Joc Pederson, de los Dodgers de Los Ángeles.

Alonso necesitaba 23 jonrones para superar a Guerrero en la final. Lo consiguió con un batazo entre el jardín izquierdo y el central, antes de lanzar su bate y abrazar al pitcher que eligió para el concurso, su primo Derek Morgan.

Luego, fue felicitado por los integrantes del equipo de la Liga Nacional, quienes fueron testigos de una muestra de poder como no se había visto jamás en esta competición.

“Fue surrealista”, comentó Alonso.

Es el segundo novato que gana el Derby, después de que Aaron Judge lo consiguió en 2017. Es también el primer pelotero de los Mets que se lleva la competición en solitario.

Darryl Strawberry compartió el título con Wally Joyner en 1986.

En la presente temporada, Alonso acumula 30 bambinazos, nada mal para un pelotero que devenga el salario mínimo de las Grandes Ligas, de 555.000 dólares.

Lucirá su swing otra vez este martes por la noche en el Juego de Estrellas, donde se espera que el béisbol continúe con esta temporada de jonrones.

Dejanos tu Comentario