Estamos buscando parejas perfectas, algo como lo que los Medias Rojas consiguieron el año pasado cuando firmaron a J.D. Martínez. Rara vez la firma de un agente libre de renombre funciona tan bien: Un equipo que ya era muy bueno consigue a un jugador que lo hace aún mejor, tanto en el terreno como en el clubhouse, y cerraron la temporada celebrando la conquista de la Serie Mundial.

Sí, eso es lo que estamos buscando. Aquí están entonces algunos potenciales movimientos que tienen todo el sentido del mundo.

1. Nathan Eovaldi y los Medias Rojas 

Por más que a los Astros les gustaría convencerlo de jugar para el equipo de su ciudad, Eovaldi no debería moverse. Para empezar, no quiere perderse la sensación de estar vestido con el uniforme de los Medias Rojas cuando el año que viene lo presenten por primera vez como héroe de la Serie Mundial. Eso es algo que no olvidará. Tras siete temporadas y cinco organizaciones, Eovaldi finalmente encontró lo que busca todo pelotero de Grandes Ligas. ¿Por qué irse?

2. Patrick Corbin y los Yankees

Esto es un negocio, así que Corbin tiene que escuchar las ofertas de Nacionales y Filis. Por otra parte, todos sabemos lo que va a pasar. Usted no deja escapar la oportunidad de firmar con el equipo del que siempre fuiste fanático. Es el momento perfecto para Corbin y Yankees.

3. Paul Goldschmidt y los Astros

Aunque el primera base de los D-backs creció en los suburbios de Houston, este cambio no centraría en eso. Los Astros necesitan más ofensiva tras una temporada en la que sus inicialistas terminaron en el puesto 23 en jonrones y en el 13ro en OPS. La producción que obtuvieron del puesto del designado no fue mucho mejor. Sumar a uno de los mejores bateadores del béisbol, además de ser ganador de tres Guantes de oro, a un equipo que ganó 103 juegos pondría los Astros en gran posición para llegar a los playoffs por cuarta vez en cinco años.

4. Manny Machado y los Filis

Seamos honestos, un pelotero que ha liderado a las Mayores en juegos disputados las últimas cuatro temporadas y está entre los líderes en jonrones (séptimo), bases alcanzadas (segundo), OPS (29no) y fWAR (noveno). Casualmente, los Filis tienen dinero para gastar y necesitan ofensiva. Su sueño es firmar tanto a Machado como a Bryce Harper. Pero tienen que empezar por uno. Este debería ser el punto de partida.

5. Bryce Harper y los Nacionales

Harper debería analizar todas sus opciones. Sin embargo, final del día, es poco probable que consiga una mejor situación que la que ya conoce. Y hay otra razón por la que tiene sentido firmar con Washington: aunque puede que no firme hasta enero, para los Nacionales no será un problema esperar. El gerente general Mike Rizzo ya mejoró al bullpen y la receptoría y está tratando de hacer lo mismo con la rotación, por lo que el equipo volverá a ser uno de los favoritos para ganar el Este de la Liga Nacional con o sin Harper.

6. Zach Britton y los Bravos

El GG Alex Anthopoulos está tratando de firmar otro abridor, un jardinero y un cerrador tras conseguir a Josh Donaldson y Brian McCann la semana pasada. En Britton tendría a uno de los mejores taponeros de su generación. La campaña pasada demostró que su brazo y hombro izquierdo están sanos, lanzando a 95 mph de forma regular y tirando 32 juegos durante los últimos tres meses por Orioles y Yankees.

7. Michael Brantley y los Gigantes

Primero, jugó 143 duelos la campaña anterior. Y ese es el único número que importa. Tras disputar 101 juegos entre el 2016 y 2017, Brantley demostró estar saludable en el 2018 y le recordó a todos por qué es uno de los patrulleros más confiables que hay. Su OBP de .364 fue 57 puntos mejor que el de cualquiera de los jardineros de los Gigantes esta temporada. Su fWAR de 3.5 fue el 16to entre los outfielders de las Grandes Ligas en el 2018. Aunque los Gigantes podrían enfocarse primero en Harper y A.J. Pollock, Brantley es el prototipo de bateador enfocado en embasarse que necesitan

Dejanos tu Comentario