Hoy se inaugura el nuevo recinto

Con la presencia del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador; el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, y el presidente de la Liga Mexicana, Javier Salinas, hoy se inaugura en la ciudad de Monterrey el Salón de la Fama del Béisbol Mexicano.

El recinto de los inmortales tiene su nueva sede en las instalaciones del Parque Fundidora. Se construyó en un área de aproximadamente 8 mil metros cuadrados y tiene alrededor de 15 mil metros cuadrados de construcción. Para ello fueron utilizados 700 mil metros cúbicos de concreto, mil toneladas de acero en varillas de diferentes calibres y más de un millón de ladrillos en la edificación de muros y techos, según información de la Liga Mexicana. El ladrillo es con la finalidad de dar similitud y a la vez reconocimiento a los edificios icónicos de Monterrey.

La LMB dio a conocer los talles de la inauguración a través de un comunicado de prensa: “Así como en 1973 (año de apertura del primer Salón de la Fama del béisbol mexicano), gracias al apoyo de un empresario se pudo concretar el sueño de tener un recinto para los inmortales. Este 20 de febrero se inaugurará (el inmueble) por iniciativa y patrocinio de Alfredo Harp Helú (dueño de Diablos Rojos y Guerreros), quien de manera personal tomó el reto de edificar una magna obra para darle al nuevo inmueble, y desde luego a los entronizados, un lugar digno, en el cual los visitantes locales, nacionales e internacionales puedan conocer la historia del rey de los deportes en México y los nombres y hombres que con sus actuaciones se convirtieron en los pilares de la pelota de nuestro país”.

Son más de 190 los personajes con un espacio en este recinto, que se encargará de entronizar nuevas generaciones de inmortales en los próximos años.

Dejanos tu Comentario