MONTERREY, Nuevo León – Cuando se habla de los “Bombarderos de la Calle Blake”, el grupo de cuatro temibles toleteros de los Rockies de Colorado en la década de los 90, se menciona obligatoriamente el nombre del mexicano Vinicio Castilla.

Castilla, el venezolano Andrés Galarraga, Dante Bichette y Larry Walker formaron un cuarteto que fue un terror para el pitcheo contrario de la Liga Nacional desde 1995, el año en que se inauguró el Coors Field. Junto a Ellis Burks, se combinaron para conectar 985 jonrones en su tiempo juntos.

De su parte, Castilla, asistente especial del gerente general de Colorado y quien fungió como coach de primera en la México Series por los Rockies vs. los Diamondbacks, está contento de seguir perteneciendo a la organización con la que despegó de verdad su carrera en las Grandes Ligas en la última década del milenio pasado.

“Estoy muy orgulloso, muy contento en la organización que me brindó la primera oportunidad de establecerme como pelotero de liga grande”, dijo Castilla, uno de los mayores embajadores de MLB y de los Rockies en la serie de este fin de semana en Monterrey. “Estoy muy agradecido con ellos y muy contento de seguir aquí trabajando con ellos, ayudando a los muchachos jóvenes de una u otra forma. Me siento muy contento con el uniforme morado en el cuerpo”.

Dejanos tu Comentario